Notas,Reseña

Destripador | “Desintegración”, primera parte: lista

2 Feb , 2016  

Con “Desintegración”, podríamos categorizar a Destripador, agrupación liderada por Fabián Spataro (ex Hermética, V.A.G.O.), como una banda de heavy metal en su definición más cruda y pura, sin aditivos, como la que debería aparecer en los libros: guitarras al frente, base compacta y una voz consistente.

Por Sebastián Lanzillotta

Todo indica que el grupo sacó a relucir sus influencias más adolescentes para este debut, adentrándose en la vena de Exciter, Accept o de unos Queensrÿche en su etapa más progresiva. Pero, fundamentalmente, incursionaron en campo dominado por Judas Priest, con Christian “El Bestia” Ramirez mostrando claras reminiscencias de Rob Halford (salvando las distancias, claro está).

El quía tiene un timbre similar aunque menos estridente que el británico, alcanza cómodo varias de las notas cuando se lo propone y rompe al estilo del maestro envidiablemente. Es que es un caudal que hace gala, en todo momento, de un dominio técnico que le permite pasar del falsete explosivo al tono lleno sin acusar vacilaciones (“Demostrándote el terror” es la prueba fiel de ello).

Las líricas se basan en la particular pero no por ello menos efectiva filosofía que mezcla la denuncia, los prejuicios, la protesta social. Hay un saludable nivel instrumental en las composiciones y una decente producción. El disco en sí es prolijo y clásico pero con intuiciones bastante actuales que se cumplen mediante el eficaz trabajo de las guitarras, quienes saltan de feroces solos maidenianos a los machaques más intensos, en temas cuya variedad rítmica es notable y que apelan al sentimiento, reflejado muchas veces en la base a cargo de Gonzalo Cejas en bajo y del mencionado Fabián en la banqueta (de sonido seco).

Si pretendés escuchar heavy de lo más ortodoxo y perfectamente delimitado de antemano pero tocado con corrección y convicción, acercate sin miedo a esta placa. No te preguntes si hay melodías originales o si los arreglos son novedosos. Entregate.

Destripador apostó alto para salir al ruedo mezclando lo mejor de dos mundos: la técnica y la pasión. Por sobrados pasajes alcanzan el objetivo y estoy seguro que con el correr de las ediciones mejorarán aún más su calibre, parecen meticulosos y tenaces. Aprendimos alguna vez que el corazón media entre el músculo y el cerebro. Destripador tiene con qué lograr el equilibrio exacto.

, ,