Entrevistas,Notas

Hologramas musicales

16 Oct , 2013  

Iluminada, misteriosa y creativa. Julieta Papi es la productora de música electrónica, cantautora y videasta que siempre busca llegar más allá. Su arte en todas sus formas conforma un universo caleidoscópico propio que transporta al público en un viaje alucinante y alucinógeno.

Por: María Luján Torralba
Foto: Macarena Iglesias Gualati

La Maja bar en Adrogué, un miércoles por la noche. En las mesas hay grupos de amigos que conversan y  toman cerveza. En el escenario hay una ventana de luces led, tal vez sea un gran monitor, o tal vez sea un portal. Llegan ellas, son las dos pitonisas del tercer ojo fluorescente. Comienza la música. Los sonidos van conquistando el espacio. Sus voces son hilos de una trama circundante que invitan a los espectadores a su propia travesía cósmica. Esto es Bienvenidos a la computadora, el show de música electrónica en vivo creado por la dj, cantautora y videasta Julieta Papi y la cantante y artista plástica Delia Iglesias.

“Delia tiene una voz impresionante, un caudal y un timbre increíble. Vamos construyendo entre las dos. Tenemos temas hechos pero nos lanzamos a improvisar. Esta bueno ese vértigo”, cuenta Julieta mientras ceba mate en su casa de Alejandro Korn donde tiene su estudio de grabación.  “Tenemos postas. Decimos, acá la subimos, entonces yo subo el bpm (beats per minute) y ella sabe que va a haber más agite. O quizás, nos colgamos con pajaritos y voces flotantes. Los temas salen de encuentros que son improvisaciones. Los grabamos y, después, vemos qué usamos de ahí cuando encontramos una melodía. Ahora estamos haciendo un tema  que dice Sakarenei, sakarenoi,  Sakate Todo, vive el presente, saca el pasado, sacate todo, Madre Tierra Sakate Todo. Este Sakate Todo viene de lo que nosotras estábamos cantando con vocales, como un juego dadá que luego se transforma en un concepto. Para improvisar, en un principio, la palabra te bloquea porque es más racional, por eso experimentamos con sonidos. Esto hace que primero vayamos por el inconsciente, por un lado más ancestral. Así nos definimos nosotras: Futuro Ancestral.”

Julieta tiene 28 años y desde hace tres que viven en Zona Sur. Oriunda de Capital, pasó por la carrera de Filosofía en la Universidad de Buenos Aires y luego estudió Producción de Música Electrónica en la EMBA (Escuela de Música de Buenos Aires). Sin embargo, su espíritu artista está en ella desde mucho antes. Cuando tenía quince años, en lugar de festejarlo con una fiesta a todo trapo, le pidió a sus padres una videocámara y una guitarra eléctrica de regalo. “En mi primera clase de guitarra, el profesor me pasó unos acordes y a la clase siguiente yo le llevé una canción. El tipo la flasheó”, recuerda la joven que en el momento de definirse a ella misma, humildemente, confiesa que no sabe mucho de música pero sí le gusta todo de la música.

Los estudios en la EMBA le dieron las herramientas para producir música con Ableton Live, el programa que también utiliza para dar clases en Temperley y en Korn. De aquella época, trae a la memoria cuando los proyectos musicales con amigos tenían una actitud más díscola. Julieta señala: “No queríamos tener banda, no queríamos tener temas, no queríamos tener un nombre y tocábamos a espaldas al público. Muy under pero sin trabajo. Ahora a esta edad me hago cargo. Quiero trabajar para tocar cada vez mejor, quiero decir algo, quiero mirar a la gente, no es todo rebeldía.”

La experiencia y el crecimiento como artista hicieron que, hoy, Julieta asuma otra posición ante los espectadores, sin embargo, el espíritu innovador y de vanguardia permanece en ella. En sus presentaciones como solista, busca alejarse lo más posible de lo que es un concierto clásico. Capullo de sincronicidad se denomina el show donde ella toca y canta dentro de una instalación de capas de tules y proyecciones. “Se genera algo muy loco. La gente baila entre los tules y los objetos proyectados parecen yacer en el aire.  La idea es que en un futuro pueda  laburar con bailarines, actores y fusionar todo. Quiero que haya texto, actuación, que no sea sólo música. Ya se va a ir dando”, expresa Julieta, quien ya lo comprobó junto a diferentes grupos de danza.

Ella no para. Como órbitas expansivas, su creatividad genera nuevos proyectos artísticos. Junto a Darío Segura se encuentran trabajando para presentar el año que viene Guachin TV, un espacio que reunirá proyecciones independientes que se llevará a cabo en el Teatro Kabeza. La idea es difundir videos musicales, los videoclips de Julieta, cortos del grupo de teatro Papas Bravas, videos psicoactivos sobre activistas canábicos, entre otros. También, Julieta está craneando el proyecto “Tenés tu compu, hacé música”, que consiste en enseñarle a los chicos del secundario que reciben la computadora del gobierno el programa que ella utiliza para la producción de música. El año pasado,  participó de un congreso pedagógico donde dio clases a profesores con mucho éxito. “Allí, todos se instalaron el programa y se lo llevaron. Mi idea ahora es hacerlo con chicos porque son muy rápidos y te enseñan un montón”, dice.

Julieta encontró en Zona Sur un lugar para expresarse, para difundir su arte y para hacer redes con otros artistas que están en su misma sintonía. Manifiesta: “Yo veo que acá está toda la movida cultural a flor de piel, está más encendida y la gente joven está conectada entre sí. Están todos en el parámetro que es el barrio, hay un montón de bandas, movidas, talleres, teatros y eso genera un público que también dan ganas de hacer cosas. Es como era la juventud en capital antes de Cromañón, más libre y con más compromiso con lo que los rodea. Acá la gente está más unida. Es  otra comunicación. Me siento cómoda. Para mí en Capital hay ambientes más frívolos donde no se miran a los ojos y cada uno está en la suya, yo no apunto a eso”.

Próximamente, además de poder escuchar a Julieta en vivo en bares, espacios culturales y fiestas, se podrá disfrutar de sus temas a través de su primer CD solista. “Algunas cosas ya las tengo armadas, Quiero sentirme viva y Años luz ya están en mi Soundcloud. Los temas se pueden descargar porque tienen licencia de CreativeCommons. Otros temas serán con guitarras, más acústicos”, revela.

Es difícil clasificar, y más, cuando las definiciones en realidad son una integridad de conceptos. Julieta Papi es artista y su música es electrónica, es pop, es canción, como también tiene cosas más obscuras, más lúdicas, más enigmáticas. Concluye: “Yo encontré medios electrónicos para decir lo que quiero decir, y a la vez, quiero retomar ese perfil solista, yo y mi guitarra”.

Para escuchar más sobre Julieta Papi

Bienvenidos a la computadora

 

, , , , ,