Adrogué,Notas

Jueves De Cine despide el 2015

9 Dic , 2015  

Se dice por ahí que el jueves es el día del rock. Por eso, este 10 de diciembre, en otra fecha organizada por el Club de La Serpiente, Jueves de Cine despide el año a pura celebración en La Maja Bar, Adrogué.
Por Yasmin Rahhal

Concluida la jornada laboral, los integrantes de Jueves de Cine se internan a ensayar en Burzaco a la noche. Sureños todos, disfrutan de la desconexión con el mundo exterior que les ofrece la sala de ensayo y el encuentro, tan esperado, con sus instrumentos. En la voz y en la guitarra, Yamil Sarquis. Por otro lado, Ezequiel Occhiuzzi manipula una segunda guitarra, Nicolás Draggan un bajo y Federico Aboaf la batería. Si bien tocan desde el 2012, la formación actual data de mediados del 2014 con la incorporación del baterista. Un año y medio lleno de proyectos, shows y crecimiento.

Jueves de cine & amigos + Roben Couso. Mañana, JDC va a festejar de una forma innovadora: los que toquen y canten serán otros. Luego de que Roben Couso –cantante de Mil Cometas- abra la noche, las canciones de JDC serán interpretadas por diversos artistas del Conurbano y de la Ciudad de Buenos Aires. “Lo que vamos a hacer es una fecha en la que van a subir a cantar los temas de la banda otras personas. Yo no voy a cantar ninguno. Van a cantar y participar varios artistas de otras bandas de zona sur y capital, como Billy Billo”, explicó Sarquis.

A pesar de que la banda se haya subido a escenarios porteños como Niceto, La Cigale, Speed King, Liverpool, entre otros, siguen apostando al sur. “La idea de este show es despedir el año. La verdad es que si vamos a cerrar el año y vamos a invitar a un montón de amigos, la mayor parte de ellos vive acá o cerca. Entonces nos pareció lo más adecuado hacerlo acá en donde cada uno de nuestros amigos puede invitar a los suyos. Además, es un lugar que conocemos, que nos gusta, y en el que nos sentimos cómodos”, argumentó Nicolas Dragan.

Discografía. JDC lleva presentados dos discos, un EP –Hasta dejarlo hecho cenizas-  y un Simple –At the end of the line-. Ambos están disponibles en plataformas virtuales como SoundCloud, BandCamp o YouTube. “Internet es la forma de difundir lo que haces”, afirmó Aboaf. El EP también se puede conseguir en formato físico.

En la despedida de mañana se podrán escuchar las canciones de dichos discos que, vale aclarar, son de producción propia al cien por cien. “Hace como 15 shows que no tocamos un cover”, enfatizó Yamil.

“Nunca nos metimos a grabar un cover en un estudio, ni siquiera una maqueta. La producción es toda nuestra”, concluyó Ezequiel Occhiuzzi.

El Club de La Serpiente. La despedida de JDC está impulsada por El Club de La Serpiente, una iniciativa que nace de la asociación y el trabajo en conjunto de varias bandas del under del Conurbano. Dentro de ellas se encuentra JDC. El objetivo es facilitar el arduo trabajo que significa producir fechas, festivales y ciclos. “Es como una cooperativa”, bromeó Aboaf. La motivación de los integrantes es llegar a conformarse como un sello discográfico independiente, una meta en donde depositan todo su esfuerzo.

YS: “A El Club de La Serpiente lo integran Billy Billo, JDC, Fordeban, Auditores y Parque Fantasma. Somos cinco bandas, todos de zona sur. Nos agrupamos para producir fechas, armar eventos, de todo. Somos amigos que nos juntamos para eso como para también hacer cosas que nada tienen que ver con el club. Hacemos reuniones dos veces por mes, el primer domingo y el tercer lunes de cada mes. Está funcionando hace unos dos meses y, por ejemplo, la fecha de Niceto –del pasado 20 de noviembre- fue todo laburo del club de la serpiente”.

ND: “Está pensado para tratar de organizar la movida en conjunto, dividirnos el laburo, tratamos de apoyarnos entre todos y que a cada una de las bandas les sea más fácil hacer lo que necesiten hacer en este ámbito en el que todo sale mucha plata. El Club de La Serpiente tiene ediciones en forma de festival en Cultura del Sur en Temperley. Ya se hicieron alrededor de ocho”.

YS: “También está el festival Ultrasónica que lo hacen amigos nuestros y de la movida. El Club de la Serpiente aparte de tener su ciclo también es un sello discográfico independiente en proceso. La idea es que nos sirva para editar los discos. Queremos hacer crecer el sello pero la realidad es que ahora estamos adquiriendo todos los conocimientos posibles entre todos, debatiendo y reuniéndonos. Así crecimos y fuimos haciendo mejores eventos. A todo le ponemos producción nuestra y cuando necesitamos algo siempre aparece algún amigo que sabe de otro amigo y así se van haciendo las cosas”.

El caso de Jueves de Cine es un claro ejemplo de cómo se desarrolla la autogestión en el mundo de la música. A la hora de subirse a un escenario, ¿Pagar o no pagar para tocar?

YS: “Quizás hay algunos lugares que te exigen pagar algún seguro pero no estamos de acuerdo con arreglar con un lugar que tenga demasiadas pretensiones para con los artistas. Como decís vos, la banda se autogestiona, todos trabajamos un montón, invertís tiempo, plata, te compras mejores instrumentos para sonar mejor, te compras mejores elementos para grabarte y sonar mejor, te vas profesionalizando como podés, te arriesgas a que te roben y perder toda esa inversión en una noche y encima, aparte de esos riesgos, tener que pagar para tocar… No, ya es mucho”.

¿Cómo perciben el crecimiento que se está dando en zona sur de la música under y los proyectos independientes?

FA: “Creo que hay una movida de bandas muy grande pero en general, en Argentina. En La Plata se armó un movimiento muy copado y que es muy particular. De hecho, el indie platense es bastante fácil de notar. En zona sur también se está armando un montón de movida, en capital federal ni hablar. Yo creo que en Argentina el under está resurgiendo. Hay cada vez más bandas y que están buenísimas”.

YS: “Esto es también por el acceso a la tecnología, ahora te podes grabar hasta en tu casa aunque sea de forma rudimentaria. Así, ya hay un montón de gente que labura o que se capacita, investiga y hay muchas bandas que no son tan conocidas pero que igual la rompen. Hoy en día, si te ponés las pilas y podés comprarte algo mínimo te podés grabar en tu casa. Tenés todo tan servido que hasta en Youtube está la explicación de cómo grabar una batería o lo que sea. Hay gente que graba con el Ipad. Ahora tenés las posibilidades de hacer lo que a vos te del pecho de hacer”.

El futuro de JDC.

Hablemos de lo que se viene. ¿Cuándo se presentará lo nuevo de JDC?

ND: “Por ahora, la idea es cerrar el año y dentro de lo posible arrancar el año que viene con el disco nuevo. Pero hay un par de variables que todavía no se cerraron. Somos cuatro personas con cuatro laburos diferentes, que viven en cuatro lugares distintos y tenemos que combinar todo eso”.

¿Qué balance hacen de este 2015 y cómo se preparan para el año que viene?

FA: “Creo que el proyecto va para adelante cien por ciento y las cosas que nos vienen pasando son cada vezmás positivas. Entonces, eso me da el reflejo de que todo va a ser para mejor y va a estar buenísimo”.

YS: “Creo que se viene un 2016 fuerte. El 2015 fue un año de meterle, de sembrar, de hacer, de deshacer, armar, reconstruir y destruir y estuvo buenísimo también. El nuevo disco es de ocho temas. Va a durar 22 minutos y el último tema se va a llamar ‘22’. Más que eso no te podemos contar. Ya está todo el disco grabado, estamos esperando que el diseñador entregue el arte de tapa final”.

Jueves De Cine por Billy Billo. En el momento de indagar sobre la manera en que se define la banda en cuanto a género musical, entre los integrantes de JDC se desató el debate. La discusión parecía no llegar al consenso cuando se alzó una voz que hasta ese momento había permanecido expectante. Esteban Camejo, el cantante de Billy Billo que presenció toda la entrevista dijo: “La música de los chicos es la expresión real de lo que ellos son todos los días y lo que quieren mostrar todo el tiempo. Son su música y lo demuestran siempre a la hora de hacer las letras y a la hora de transmitir…y son una banda de rock”.

, ,