Coberturas,Espacios,Temperley

Marilina Bertoldi y su maravilloso set- eléctrico

20 Jun , 2016  

Se presentó este fin de semana en Auditorio Sur en una fecha que tuvo como invitados a Baires Reach, Enmarte y Bándalos Chinos, los teloneros de la noche.

Por Yasmin Rahhal

Marilina Bertoldi eligió Sexo con Modelos, segundo tema de su nuevo disco para darle un poderoso comienzo al show de Auditorio Sur que, desde las 23, invadió Temperley como un estruendo que ningún aislante edilicio pudo contener.

Las puertas de Auditorio Sur se abrieron alrededor de las 20 para que Baires Reach, el cuarteto hard core de Avellaneda, le diera la bienvenida a la gente unos minutos después. Enmarte acompañó en la misma sintonía y fue la transición de la llegada de Bándalos Chinos, un sonido más popero pero igual de quilombero.

Distorsión, sintetizadores, punteos que rebalsan de rock, baterías potentes; las tres bandas teloneras generaron el clima perfecto que calentó el ambiente y preparó al público para la llegada tan esperada de Marilina Bertoldi.

Como se anticipó, Sexo con modelos fue la elegida para el arranque, fue el primer sacudón, el cachetazo a la quietud que provocó la espera. La cantante no sólo interpretó los temas de su nuevo disco “Sexo con modelos”, (2016), sino que también trajo a escena varias canciones de su repertorio antecesor.

Bertoldi incluyó en la lista a Puerto, Poción, A mi muerte y Entendí, cuatro canciones de su primer trabajo, El peso del aire suspirado (2012). También agregó a Puentes, En mí y Malabares, “de La presencia de las personas que se van” (2014); canciones súper coreadas por el público presente.

El multi- instrumentalismo de Marilina se hizo visible durante todo el show pero, casi en la mitad, la cantante grabó los coros de Quisiera en vivo con un procesador de voz, ese aparatito con efectos con el que hace magia, y le transfirió electricidad al público. Otra perlita fue Ladran, tema potente que presentó en La Trastienda el año pasado.

Acercate que yo sólo tengo cosas dulces para hacerte cantaba Bertoldi hacia el final inyectándole una dosis de sensualidad y erotismo a la playlist.  Hey, ¿Por qué no te callás y  me escuchás respirar? se la escuchó recitar en Y deshaces, canción que le puso el broche de oro a la noche.

La secuencia de temas fue efectivamente acompañada por el juego de luces y proyecciones que se dejó ver en el escenario del auditorio, tal y como nos había adelantado la cantante y compositora oriunda de Sunchales, Santa fe, la semana pasada en una entrevista con Agenda Prisma.

, ,